Buscar
  • Rebeca Gomez

Con el sudor de tu frente


"Venga, que ya queda menos para la jubilación"


Esta semana una gimnasta olímpica ha dejado la competición porque está harta de tener ataques de ansiedad. La tenista Naomi Osaka también dejó una competición por no querer atender a los medios cosa que le provocaba una ansiedad que ella no era capaz de soportar.

Y en ambos casos gente que critica, que no entiende, que cree que para ganar hay que pasar por ahí, que la vida es eso...


"Te ganarás el pan con el sudor de tu frente,

hasta que vuelvas a la misma tierra

de la cual fuiste sacado." Génesis 3:19


Así hemos sido educados muchos de nosotrxs, con la convicción de que el esfuerzo es parte de la vida, es necesario para cualquier cosa. Que lo que queremos debe ser conseguido con un aporte extra de energía y que si no es así no vale la pena, no es suficiente, no es. La cultura del esfuerzo, la educación en el esfuerzo. La poca confianza en que la vida provee y que no hay mucha diferencia entre esforzarse y no hacerlo.


Con esto no quiero decir que nos quedemos en casa de brazos cruzados, eso vendría a ser una caricatura del no-esfuerzo. Pero tampoco tener relaciones en las que continuamente tengo la sensación de estar tirando del carro, mirando al otrx constantemente a ver que necesita, trabajos que no me dejan vivir ni dormir por las noches, trabajo + tener la casa estupenda+ estudiar un master + idiomas + salir los findes + pasarlo bien + tener una familia + tener un cuerpo escultural + la manicura....

¿Y dónde quedó vivir? ¿para la jubilación? ¿para la siguiente vida?


La vida no debería requerir un esfuerzo, la vida es más bien un camino con subidas y bajadas, claro, pero no una expedición al everest. Al final esa ansiedad que muchxs hemos sufrido no es más que el exceso de futuro que decía Perls: Miedo a qué pasará mañana si hoy no hago un esfuerzo extra. Y así nos encontramos esforzándonos para encontrar pareja, para tener hijos, para conservar un trabajo, para conservar una amistad, para comer, para hacer ejercicio, para vivir....


Por si acaso no hay otra vida yo decido disfrutar de esta, y estar algo menos pendiente del futuro.

Es difícil confiar en la vida, pero más difícil y cansado es vivir en el esfuerzo constante. Si te aprieta no es tu talla: ¡vivamos todes con ropa holgada!



30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo