top of page
Buscar
  • Foto del escritorRebeca Gomez

Límites



¿Qué son los límites? Creo que es uno de los temas que más aparecen en terapia: poner límites en el trabajo, decir que no, renunciar a planes, dejar relaciones...


Límite, según la RAE, es: Línea real o imaginaria que separa dos terrenos, dos países, dos territorios y eso es exactamente de lo que estamos hablando aquí: la línea que me separa a mi de los demás.


Cuando nacemos no hay límite entre nosotrxs y el entorno: yo soy todo y todo soy yo. Con la madre y/o padre o figura que hace las funciones hay menos límite aún: es mi alimento, mi gestión emocional, mi supervivencia, mi protectora, hay una fusión total con la madre en los primeros meses de vida.

A partir de ahí el niñx va configurando su separación y se va individualizando, dice no, pone límites: no quiero comer, no quiero la chaqueta, no me quiero ir del parque.

Es importante respetar los límites del niñx porque eso configurará también como serán sus límites de adulto. Si al niñx no le dejamos poner ningún límite es posible que estemos gestando un adulto que no sepa ponerlos. A través del límite el niñx puede ir probando como se configura su mundo y su interior. Sabiendo que quiere y que necesita en cada momento.

No dejar a un niñx que ponga sus límites puede provocar que deje de sentirlos: "si mama dice que tengo hambre, aunque yo no la sienta, quizás es verdad" "si papá dice que tengo frío, aunque yo aún no lo sienta, quizas es cierto" Y así vamos separándonos más y más de lo instintivo. O simplemente me acostumbro a que mi límite no sea respetado y por tanto dejo de ponerlo, mis noes no sirven, no son escuchados. Esto no quiere decir que todos los límites tengan que ser escuchados.


En la edad adulta nos encontramos muchas veces con la incapacidad de poner límites a nuestro entorno. ¿cuántas veces has dicho que sí a un plan que no querías? ¿qué te ocurre cuando te dispones a decir no? ¿puedes poner límites a tus jefxs,compañerxs, amigxs? Y en pareja ¿cómo son tus límites en pareja?


Si no ponemos límites nos podemos llegar a sentir desdibujadxs. Quien soy o qué quiero, mis límites me ayudan a configurarme como persona: yo soy esto, quiero esto, necesito esto otro.

Hoy necesito descansar por lo tanto si alguien me llama para salir le pongo un límite y le digo que no. Si alguien me llama para charlar pero yo estoy con ganas de ver una peli, le digo que no quiero hablar ahora, que quizás más tarde u otro día. Si estoy con mucho trabajo y me está causando malestar en forma de ansiedad, estrés, angustia, le digo a mi superior que no puedo con tanta carga de trabajo.


No siempre nos atrevemos a hacer eso, aparecen muchos miedos, algunos más reales y otros más ficticios "me van a echar" "mi amiga se enfadará" "me van a dejar de llamar"


Y así no tenemos un lugar nuestro que habitar, porque nuestro ser no nos pertenece ya que no lo tenemos delimitado y es un lugar en el que cualquiera puede entrar y hacer lo que quiera.

Aprender como es nuestra relación con los límites y saber ponerlos es una manera de cuidarnos y de autoestimarnos. Es la manera que empezamos a construir nuestro yo y lo mostramos al mundo.

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page