05_QFX7886_light.jpg

Acompañamiento Terapéutico

¿Necesito ir a terapia?

Sí, necesitas ir a terapia: si has llegado hasta aquí es posible que necesites empezar terapia.
Normalmente se suele ir a terapia básicamente por dos motivos: o bien porque estás pasando un mal momento y ves que tú sola no puedes atravesarlo o bien porque quieres conocerte más a ti mismo.
En el primer caso se suele buscar un acompañamiento terapéutico para salir de una situación concreta que produce malestar (problemas laborales, de pareja, con la familia, ansiedad, tristeza...). En estos casos los procesos suelen ser cortos, hasta que te encuentres mejor y puedas seguir solo.

En el segundo caso, es posible que se presente un malestar que no podemos identificar, o bien que detectemos patrones de conducta que no nos gustan o que nos demos cuenta de que tropezamos con la misma piedra más de dos y tres veces. El terapeuta te puede ayudar a indagar sobre tus motivos y como es tu carácter.

En cualquier caso la duración de proceso está en tus manos, igual que la profundidad del mismo. Tú decides qué pones sobre la mesa y qué no, y con eso trabajaremos.